Nuestro Objetivo

Infancia y Verdad nace con el objetivo de defender el derecho de los niños a una vida alegre, sana y segura, de denunciar los traumas sufridos durante el confinamiento, para que nunca jamás se vuelva a producir semejante tortura a través del terrorismo informativo.

Únete a Nuestra Querella Colectiva

Infancia y Verdad pretende unir, en una querella colectiva, la voz de todas la familias que han visto el sufrimiento de sus niños y quieren protegerlos para que no vuelva a ocurrir.

En defensa de los derechos de nuestros niños

El confinamiento y las medidas extremas, tomadas por un comité fantasma de expertos inexistentes, han provocado mucho sufrimiento y traumas en los menores, cuando es sabido, por los datos de esta primavera, que el Covid-19 no afecta a los niños. Además, tampoco hay estudios que demuestren que los menores sanos puedan infectar a los demás, sean niños o adultos.

Los perros podían salir a pasear varias veces al día, y traer todo tipo de virus en sus patas, pelaje y bavas, y nadie exigió que los metieran en lejía cada vez que volvían a casa. Pero, sin ningún motivo santiario argumentado, los niños no podían salir. Los perros pudieron ir al veterinario tantas veces como fuera necesario, los niños no pudieron ir al pediatra, se les atendía ¡por teléfono!

Y a veces, tardaban horas en contestar al teléfono. Ahí tenemos a la familia de Murcia, cuyo bebé murió tras recibir las cuatro vacunas y haber llamado al pediatra más de 20 veces sin recibir respuesta

El confinamiento y las medidas extremas, tomadas por un comité fantasma de expertos inexistentes, han provocado mucho sufrimiento y traumas en los menores, cuando es sabido, por los datos de esta primavera, que el Covid-19 no afecta a los niños. Además, tampoco hay estudios que demuestren que los menores sanos puedan infectar a los demás, sean niños o adultos.

Los perros podían salir a pasear varias veces al día, y traer todo tipo de virus en sus patas, pelaje y bavas, y nadie exigió que los metieran en lejía cada vez que volvían a casa. Pero, sin ningún motivo santiario argumentado, los niños no podían salir. Los perros pudieron ir al veterinario tantas veces como fuera necesario, los niños no pudieron ir al pediatra, se les atendía ¡por teléfono!

Y a veces, tardaban horas en contestar al teléfono. Ahí tenemos a la familia de Murcia, cuyo bebé murió tras recibir las cuatro vacunas y haber llamado al pediatra más de 20 veces sin recibir respuesta.

Hay niños que han dicho: “Papá, no quiero ser niño, quiero ser perro”
Y también: “Papá, ya he entendido que yo soy un niño de piso”.
o “Mamá, no me digas cuantos días llevamos encerrados que me pongo mal”.
Hay niños que creen que su abuelito ha muerto ¡por su culpa!
El trauma está servido.

A pesar del daño indiscutible causado por el terrorismo informativo, es un tema oculto. Y, por si no fuera suficiente, amenazan con seguir traumatizándolos en los meses venideros, con medidas que no se sustentan en informes médicos, sino que son decisiones políticas. Y esto es intolerable. Debemos unirnos para denunciar lo que han hecho, e impedir que vuelvan a torturar a los niños.

Queremos que los responsables de los traumas provocados sean llevados ante la justicia.

Hay niños que han dicho: “Papá, no quiero ser niño, quiero ser perro”
Y también: “Papá, ya he entendido que yo soy un niño de piso”.
o “Mamá, no me digas cuantos días llevamos encerrados que me pongo mal”.
Hay niños que creen que su abuelito ha muerto ¡por su culpa!
El trauma está servido.

A pesar del daño indiscutible causado por el terrorismo informativo, es un tema oculto. Y, por si no fuera suficiente, amenazan con seguir traumatizándolos en los meses venideros, con medidas que no se sustentan en informes médicos, sino que son decisiones políticas. Y esto es intolerable. Debemos unirnos para denunciar lo que han hecho, e impedir que vuelvan a torturar a los niños.

Queremos que los responsables de los traumas provocados sean llevados ante la justicia.

Descubre los informes de los expertos

Conoce los informes de los especialistas por la Verdad

Los Impulsores de Infancia y Verdad

Infancia y Verdad es una agrupación sin ánimo de lucro formada por cientos de personas, unidas por el objetivo de poner fin a la tortura de los niños y llevar a los responsables ante la justicia.

¿Conoces los peligros de la mascarilla?

Descubre los consejos de los médicos sobre el uso de la mascarilla en los menores de edad

¿Conoces los peligros de la mascarilla?

Descubre los consejos de los médicos sobre el uso de la mascarilla en los menores de edad

Vuestras Experiencias

Actualidad